«Celia en la revolución» de Elena Fortún

Me ha gustado este libro. La autora terminó de escribirlo en 1943, es decir tan sólo cuatro años después del final de la guerra civil. Por tanto refleja la realidad de la guerra civil. No escribe sobre lo que le han contado, ni lo que haya imaginado, ni desde una visión partidista.

Con un lenguaje sencillo, por medio de los diálogos y de los pensamientos de la protagonista te muestra el dolor, el miedo y el hambre con que se vivió durante la guerra. Pero además va un poco más allá y por medio de los distintos personajes muestra las distintos rostros de la guerra civil: el republicano inocente e ingenuo, que no ve los crímenes que los supuestos leales a la República estan cometiendo; el comunista o el falangista convencido y cegado por su ideología, que no ve límites para imponerla; los que se adaptan, como camaleones, al entorno, y hoy son republicanos y mañana aceptan la llegada de las tropas franquistas porque ven que la guerra está acabando; y, la protagonista, que representa al español que se adscribe a uno u otro bando más por motivos sentimentales o de tradición familiar que ideológicos («yo soy lo que sea papá y lo que seas tú «), y que demuestra que las guerras las provocan cuatro personas y las sufren todos.

Libro de recomendable lectura en estos tiempos en que se resucitan viejos enfrentamientos, en que nos lanzamos unos a otros nuestros muertos, y nos defendemos con el «y tú más «.

Primera entrada del blog

Bueno, hoy inicio esta aventura. Aunque conociéndome no le pronostico mucha duración. Parece interesante, intrigante. ¿Cómo acabará? ¿Olvidada por mí mismo? ¿O se convertirá en esa herramienta que uno iba buscando y al final encuentra y le sirve para todo, como si de una navaja suiza se tratara? ¿Me cambiará la vida? ¿Me convertiré en un bloggero de éxito? Pare empezar no sé si es blogero, bloggero, bloguero, blogguero, o bloger. Todas las palabras aparecen subrayadas por el corrector. Bueno, creo que por hoy hay bastante. Es una prueba. Ver algo escrito por mí colgado en internet. Ahora debo, y quiero, volver al trabajo. Un saludo a todo aquel que estuviera al otro lado.